Santo Rosario De Toda La Semana

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte. Ayudado de vuestra divina felicidad, sugiero firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. +Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro.

santo rosario de toda la semana

Con esta página deseamos guiarte a que logres recibir asimismo las gracias que otorgan el Señor y María por medio de esta oración cristológica y mariana. Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. El almacenaje o ingreso técnico es requisito para hacer perfiles de usuario para mandar publicidad, o para seguir al usuario en una página o en varias web con objetivos de marketing similares. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas el pecado de todo el mundo, perdónanos, Señor.

Quinto Misterio Luminoso: La Institución De La Eucaristía

Dios te salve, María, Mujer de Dios Espíritu Santo, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo, llena eres de felicidad, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas y cada una de las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

4.- Dependiendo del día de la semana, escogemos los secretos a meditar, según lo que se indica más abajo. Tras enunciar el primer misterio, se reza un padrenuestro. 6.- Se enuncia el segundo misterio y se reza un padrenuestro. Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; excusa nuestras ofensas, como asimismo nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Te suplicamos, Señor, que derrames tu felicidad en nuestras ánimas para que los que, por el anuncio del Ángel, hemos conocido la encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz seamos llevados a la gloria de su Resurrección.

“¡amen A La Virgen Y Háganla Querer Reciten Siempre Y En Todo Momento El Rosario!”

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Constructor, Padre y Redentor mío. Por ser Tú quién eres, Bondad infinita, y pues te amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberte ofendido. También me pesa que puedes castigarme con las penas del infierno.

Dios te salve, María, Hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. 1.- Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros contrincantes líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santurrón. Dios te salve, María; llena eres de felicidad; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Desde allí debe de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santurrones, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. 12.- Se enuncia el quinto misterio y se reza un padrenuestro. diez.- Se enuncia el cuarto secreto y se reza un padrenuestro. 8.- Se enuncia el tercer secreto y se reza un padrenuestro.

+En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santurrón. Anunciar el quinto misterio. Rezar el Padrenuestro. Anunciar el cuarto secreto. Entre las devociones más queridas por la Virgen y recomendadas por la Iglesia está el santo Rosario, que rezamos todos los días en 4 instantes a lo largo de la programación de RM, y que deseamos dar a conocer a todos por la felicidad que piensa.

El Beato Rosario Y Radio María

Ayudado de tu divina felicidad propongo firmemente jamás más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor Dios Nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santurrón.

Por el mismo Cristo nuestro Señor. Aprieta en la imagen y descárgate una estampa con todos los misterios y las súplicas. «El santo Rosario es el remedio mucho más favorable y eficaz para conseguir la ayuda materna de la Virgen».