Rosario Meditado Martes

Oh Señor Jesucristo, Tu bautismo en el Jordán charla de la enorme felicidad de la Divina clemencia que alcanzamos en el sacramento del beato Bautismo. Ella nos hace semejantes a Ti, ya que nos hacemos hijos de Dios en quienes el Padre celestial tiene sus complacencias. Nuestras almas son moradas de Dios. Oh Jesús, profundiza en nosotros la conciencia de esta colosal gracia y haz que obremos siempre como hijos del Padre celestial. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas.

rosario meditado martes

Santa María, madre de Dios, Ruega por nosotros, pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte, Amén. Tras la última Cena, Jesús se dirigió al huerto de los Olivos y se puso en oración. Delante de sus ojos desfilaron los errores de toda la raza humana, desde Adán hasta el último hombre que vivirá en este planeta. Su corazón no resistió frente a tanto horror y tanta rebeldía en oposición a Dios. Sus venas estallaron y su cuerpo se cubrió de un sudor de sangre.

«aprendo A Ser Testigo Del Señor»: Itinerario De Vida Cristiana Hacia La Confirmación

En tus manos, oh Madre de la Clemencia, ponemos nuestras ánimas y cuerpos para lograr vivir con Dios por siempre y en todo momento. Jesús misericordioso, en el mar de tormentos orabas por tus verdugos, al buen ladrón le has prometido el cielo y a nosotros nos has dado a María, como la Madre de la Misericordia. Tu pasión y tu muerte han quitado el pecado, han vencido a Satanás y han abierto las puertas del cielo. En la cruz hiciste la obra de Redención. Junto a Ti y a tu Madre Dolorosa queremos ir salvando el mundo pecador con la oración y el sacrificio a fin de que domine totalmente en él el reino de tu clemencia.

De hecho, mediante nuestros sufrimientos, admitidos con gozo, nos transformamos en ayudantes de Cristo, en la grande obra de la salvación. Señor Jesús, ayúdanos a comprender nuestra obligación como acólitos tuyos. Enséñanos a abandonar la flojera y a las comodidades, para tomar nuestra cruz día tras día y seguirte. Si alguien ser mi acólitos -dijo Jesús en determinada ocasión- que se niegue a sí mismo, tome su cruz y sígame» . Por consiguiente, negarse a sí mismo, tomar la cruz y seguir a Jesús, es fundamental para cada cristiano.

Secretos Dolorosos Del Rosario: Martes Y Viernes

Tú eres el Cordero de Dios, que a través de su muerte, borró nuestros pecados. Sí, Señor Jesús, en tu muerte gloriosa el Padre celestial manifestó su sabiduría y su poder salvador. En tu sangre fuimos salvados. Por temor a quedar mal con el pueblo, Pilatos mandó fustigar a Jesús, sin embargo que lo reconociese inocente.

rosario meditado martes

María, tú eres la Madre de Cristo, cuyo reino dura por la eternidad, de ahí que te mereces totalmente el título de la Reina y las coronas con las que el pueblo fiel ajusta tus imágenes. Nos unios a ti en esta oración, oh Reina nuestra y Madre de la Misericordia. “María, Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen, cumplido el curso de su vida terrena, fue llevada en cuerpo y alma a la gloria del cielo” (ver Pío XII). Madre de Dios, tú primera alcanzaste la salvación y te hiciste la imagen de la Iglesia en la gloria. Eres una fuente de consuelo y un signo de promesa para nosotros que peregrinamos a la Patria celestial.

Evangelio Del Día: El Administrador Astuto

Jesús, Salvador de todo el mundo, acostado en un pobre pesebre de Belén, te ofrecemos gracias por haber venido al planeta para hacernos hijos de Dios. Junto con María y José, los ángeles y los pastores te adoramos y te glorificamos. Haz que tu pobreza y tu degradación no nos alejen de ti, sino que nos aproximen poco a poco más y que nos hagan sensibles a las pretensiones de nuestros pobres hermanos. María, vas a casa de tu prima Isabel. Recorres un camino largo y penoso y después te entregas a las proyectos de misericordia, reemplazando a santa Isabel en sus quehaceres rutinarios.

rosario meditado martes

Alcánzanos los corazones enormes y atentos a todos y cada uno de los que esperan nuestra asistencia. Ayúdanos a que con nuestras vidas cantemos el gozoso Magníficat en honor de la Divina Clemencia que tú has cantado en la casa de Isabel. † Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros contrincantes líbranos señor Dios nuestro. BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR SANTO ROSARIO SANTO ROSARIO + Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros contrincantes líbranos, Dios nuestro. En el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Guía Básica Para Aprender A Rezar El Rosario

Ahora mismo tan lamentable, lo que mucho más lo logró sufrir fue percatarse que para bastantes su sangre sería inútil, ya que no iban a estimar convertirse, dejando el pecado. Señor Jesús, al irte de este planeta no nos has dejado huérfanos, sino has enviado al Espíritu Consolador, al Espíritu de Verdad que nos guiará hacia “la verdad completa” . Permaneciendo al lado de María, tu Madre, en la oración, te suplicamos los dones del Espíritu Beato para nosotros y para el mundo entero. “El Señor Jesús, tras haber hablado con ellos (los Apóstoles), fue levantado a los cielos y está sentado a la derecha de Dios. Ellos se fueron, predicando por todos lados, colaborando con ellos el Señor y confirmando su palabra con las señales consiguientes” (Mc 16,19-20).

Para que nos conceda una santa vida y una buena muerte. Mucho más abajo podrás ver links para rezar una parte del Rosario. Cada lunes y sábados se medita en los Misterios Gozosos, los martes y viernes se rezan los Misterios Dolorosos, todos los jueves rezamos los Secretos Lumínicos, por último cada domingo y miércoles se contemplan los Misterios Gloriosos. Dios te salve María Muy santa, Madre de Dios Hijo, Virgen muy pura en el parto, en tus manos ponemos nuestra esperanza a fin de que la alientes, llena eres de felicidad… En el segundo misterio lamentable contemplamos la flagelación de Jesús. El día de hoy nos toca a nosotros acercamos a Jesús que ora y suda sangre en el huerto; nos toca a nosotros alargar la oración de Jesús, y recoger las gotas de su sangre ofreciéndolas a Dios-Padre por el conjunto de naciones africano.

Los días Martes es cuando meditamos y reflexionamos los misterios Dolorosos que presentamos en esta página. Danos fuerza también para batallar por la salvación de nuestros hermanos. Señor Jesús, ayúdanos a tener un auténtico arrepentimiento de nuestros pecados y a combatir cada día más para tener una vida nueva.