Rosario Del Viernes

Tú eres el Cordero de Dios, que a través de su muerte, borró nuestros errores. Sí, Señor Jesús, en tu muerte gloriosa el Padre celestial manifestó su sabiduría y su poder salvador. En tu sangre fuimos salvados. Por miedo a quedar mal con el pueblo, Pilatos mandó flagelar a Jesús, sin embargo que lo reconociese inocente. Lo mismo hacemos nosotros, cuando cometemos algún pecado por miedo al qué afirmará la gente. Escogemos la gloria que viene de los hombres a la que viene de Dios.

rosario del viernes

Para ellos vale mucho más el dinero, el sexo y el poder, que la enseñanza y el cariño de Jesús. Confían mucho más en los hombres que en Cristo. Les encantaría ver a Cristo desterrado de la política, la escuela, el trabajo, la vivienda y hasta del mismo corazón del hombre. Señor Jesús, perdónales pues no tienen idea lo que hacen. Nosotros queremos que Tú sigas siendo nuestro rey. Estamos prestos a dar la vida por ti y por tu Reino.

Beato Rosario Misterios Gloriosos Tradicionalmente Orado Miercoles, Sabado Y Domingo

Enséñanos a orar para no volver a caer en el pecado. Danos la fuerza para estar siempre lúcidos en los momentos más esenciales de nuestra vida y de la vida de la Iglesia y la sociedad. Que no nos dejemos vencer por el sueño, dejando a tus contrincantes campo libre para realizar el mal. SANTO ROSARIO MISTERIOS DOLOROSOS MISTERIOS DOLOROSOS MARTES Y VIERNES, Por la señal de la Santa Cruz,De nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios Nuestro.

rosario del viernes

Que cada día podamos conocer siempre más la gravedad de nuestro pecado y la inmensidad de tu amor por nosotros. Señor Jesús, ayúdanos a tener un auténtico arrepentimiento de nuestros pecados y a pelear cada días un poco más para tener una vida nueva. «Y obligaron a uno que pasaba, a Simón de Cirene, que volvía del campo, el padre de Alejandro y de Rufo, a que llevara su cruz. Lo condujeron al lugar del Gólgota, que significa de la “Calavera”». Señor, apiádate de nosotros, Por intercesión de tu muy santa Madre, perdona la impureza de nuestras miradas, de nuestros pensamientos y deseos.

Oración Para Jóvenes En Preparación A La Celebración De San Jerónimo Emiliani Quédate Con Nosotros, Señor, La Tarde Cae

Rguía Oraciones para la Hora de la Divina Clemencia Por la señal de la Santa Cruz, De nuestros enemigos, Líbranos Señor, Dios nuestro. HIMNO A SAN CONRADO Adelante va a ser nuestro grito. Nuestra enseña será la virtud. San Conrado, el portero bendito, que derrama torrentes de luz.

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA SALUD. Bendito seas, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has revelado los misterios del reino a la gente simple. 1 rguía Frases para la Hora de la Divina Clemencia Por la señal de la Santa Cruz, De nuestros enemigos, Líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, Del Hijo, Y del Espíritu Santo, Amén.

Su corazón no resistió en frente de tanto horror y tanta rebeldía en contra de Dios. Sus venas reventaron y su cuerpo se cubrió de un sudor de sangre. Los días martes y viernes vamos a meditar los misterios dolorosos de nuestro Señor Jesucristo. Recuerda poner a cargo de Dios tus pretenciones. Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío.

Cordero de Dios, que quitas el pecado de todo el mundo, Ten piedad y clemencia de Nosotros. Los días martes y viernes se recuerdan los secretos Dolorosos del Beato Rosario, a continuación te presento una guía completa que puedes emplear para dirigir el Beato Rosario con lecturas bíblicas y meditación para los días martes y viernes. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Padre nuestro, que andas en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Dios te salve María Muy santa, Madre de Dios Hijo, Virgen muy pura en el parto, en tus manos ponemos nuestra promesa para que la alientes, llena eres de gracia…

Dios te salve María Muy santa, Hija de Dios Padre, Virgen muy pura antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de felicidad… En el segundo misterio doloroso contemplamos la flagelación de Jesús. Pidamos al Señor por el pueblo africano, que hoy también sufre “suda sangre”, víctima de los conflictos raciales, de la miseria y del apetito institucionalizado, para que sepa llevar a cabo de su padecimiento una oblación interesante al Señor.

El día de hoy nos toca a nosotros acercamos a Jesús que ora y suda sangre en el huerto; nos toca a nosotros alargar la oración de Jesús, y agarrar las gotas de su sangre ofreciéndolas a Dios-Padre por el conjunto de naciones africano. Y nuestra oración y ofrenda tendrán más efectividad si sabremos unir nuestros sacrificios, nuestras penas y sufrimientos al sudor de sangre de Jesús para la evangelización de África. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos, Señor. Te alabamos y te adoramos, oh Cristo, pues por tu Cruz redimiste al planeta.