Rezo Avemaría Y Gloria

Oh clemente, oh cariñosa, oh dulce Virgen María. Creo en Dios, Padre todopoderoso, Constructor del cielo y de la tierra. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y fallecidos.

Mueva a la próxima cuenta, anuncie el tercer misterio y diga la oración de Nuestro Padre. Mueva a la siguiente cuenta, anuncie el segundo misterio y diga la oración de Padre Nuestro. Cuarenta días después de su resurrección, estando con María y los apóstoles en el monte de los Olivos, Jesús fue elevándose hacia el cielo hasta desaparecer.

Oración De Santurrón Tomás De Aquino

Danos el día de hoy nuestro pan de cada día, y excusa nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden. Y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal. Tome el link que se encuentra antes de llegar a la quinta cuenta, diga la oración de Gloria al Padre. Ahora, anuncie el primer misterio de entre las 4 categorías de los misterios y recite la oración del Padre Nuestro. Ayudado de vuestra divina felicidad, propongo firmemente jamás más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas y cada una de las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

rezo avemaría y gloria

+ Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. +En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Beato. Hacer el signo de la cruz y rezar el símbolo de los apóstoles o el acto de contrición. San Antonio de Padua, perla de Pobreza, ruega por nosotros.

De “la Coraza De San Patricio”

12.- Se enuncia el quinto secreto y se reza un padrenuestro. diez.- Se enuncia el cuarto misterio y se reza un padrenuestro. 8.- Se enuncia el tercer misterio y se reza un padrenuestro. 6.- Se enuncia el segundo secreto y se reza un padrenuestro. Inspirada por esta seguridad, yo vuelo hacia ti, oh Virgen de las vírgenes, madre mía; a ti vengo, enfrente de ti estoy, pecadora y triste.

rezo avemaría y gloria

Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amado Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en expiación por nuestros pecados y los del mundo entero. Has muerto, Jesús, pero la fuente de la vida ha brotado para las ánimas, y el océano de la clemencia se ha abierto para el mundo entero. Oh Fuente de Vida, insondable Divina Misericordia, envuelve a todo el mundo y vacíate sobre nosotros. Mueva a la próxima cuenta, anuncie el quinto secreto y afirme la oración de Nuestro Padre. Mueva a la próxima cuenta, anuncie el misterio cuarto y afirme la oración Padre Nuestro.

Novena A La Asunción De La Virgen María

Oración. Por el mismo Cristo nuestro Señor. María, Madre de felicidad, Madre de clemencia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. San Antonio de Padua modelo de Constancia, ruega por nosotros. San Antonio de Padua, celador de la Justicia, suplica por nosotros.

1.26 Dios, Padre nuestro que estás en los cielos, ten piedad de nosotros. Si usted sabe las oraciones del rosario de memoria, no es necesario el libro de oraciones del rosario. Cristo entra en el agua del río, el cielo se abre y se escucha «Este es mi hijo, el Amado, este es mi elegido» y el Espíritu desciende sobre Él para investirlo de la misión que le espera. La Santísima Virgen es llevada en cuerpo y alma al cielo.

El 23 de octubre de 1498 apareció impreso en Brescia-Italia, el primer texto terminado del Avemaría, como se le reza hoy en día. Fue incluida en una obra dedicada a la Virgen, compuesta por el padre servita Gasparino Borro. En rezar tres veces el Avemaría a la Santísima Virgen, Madre de Dios y Señora nuestra, bien para honrarla o bien para lograr algún favor por su mediación. Enséñame a emplear mi vehículo para las necesidades del resto; ni a perderme por amor de velocidad indebida la belleza del mundo; para que de esta forma logre proseguir mi sendero con alegría y cortesía. Con tu Hijo y Espíritu Beato, son luz verdadera y impecable, cumplimiento total, gozo eterno, gozo eterno, gozo sin fin, y perfección. Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.

El Ángelus

BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR SANTO ROSARIO SANTO ROSARIO + Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Dios nuestro. En el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Oh Dios santo, confiando en tu sin limites amabilidad y promesas, espero obtener el perdón de mis pecados, la asistencia de tu gracia y la vida eterna, por los méritos de Jesucristo, mi Señor y Redentor. Padre nuestro, que andas en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, y perdónanos nuestras ofensas, así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden, y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.

Cristo nos amó y sufrió por nosotros. Sufrió y murió en la cruz para conseguirnos la vida eterna. Y antes de expirar nos dejó a Su Madre como Madre nuestra.

Dios, Padre nuestro que andas en los cielos, ten piedad de nosotros. Beato Dios, Santurrón Poderoso, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero. Por su dolorosa Pasión, ten piedad de nosotros y del mundo entero.