Oraciones A La Virgen

He conseguido de mi Divino Hijo que las ánimas que propaguen esta devoción a mis lágrimas y dolores sean trasladadas de esta vida terrenal a la felicidad eterna de manera directa, ya que serán eliminados sus pecados, y mi Hijo y Yo seremos su consolación y alegría. La devoción a los Dolores de María es fuente de gracias sin número pues llega a lo profundo del Corazón de Cristo. Si pensamos con frecuencia en los falsos bienestares de este mundo abrazaríamos con paciencia los dolores y sufrimientos de la vida.

Mira a los niños, a los jóvenes, a los novios, a los matrimonios, a las familias, a los jubilados, a los enfermos, a todos y cada uno de los que en ti han puesto su corazón y su seguridad. Tú que guardabas todas las cosas en tu corazón, nos enseñas a meditar la Palabra de Dios y a ponerla por obra en nuestra vida. Encuentra todo cuanto deberías saber sobre Virgen del Rocío.

Oh Virgen Dolorosa, por el mal que tuviste en el momento en que por la calle de la Amargura acompañaste a tu Hijo hasta el Martirio, haz que yo asimismo le acompañe, llevando la cruz que su providencia me dió, con humilde paciencia y digna perseverancia, sufriendo bien todas y cada una de las molestias que vengan de mis prójimos. Cuando mi cuerpo muera, haz que mi alma adquiera del paraíso la gloria. Haz que de Cristo en mí lleve la desaparición, que participe su pasión y suerte y medite en sus llagas apenado. Los defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos y cada uno de los momentos de su historia. El acercamiento de Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario. Lo perdías, en cierto sentido, por el hecho de que El debía estar en las cosas del Padre, pero lo ganabas porque se convertía en Redentor del mundo, en el Amigo que da la vida por sus amigos.

Santo Rosario

Desde ahora me felicitarán todas y cada una de las generaciones porque el Poderoso ha hecho proyectos grandes por mí. Su nombre es Santo y su misericordia llega a sus leales de generación en generación. Proclama mi alma la excelencia del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, por el hecho de que ha mirado la humildad de su esclava. 5.-Las defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos y cada uno de los instantes de la vida. Préstame, Madre, tu lengua, para poder comulgar, pues es tu lengua patena de amor y de santidad.

oraciones a la virgen

El mal de María en el Calvario fue mucho más agudo que ningún otro en el planeta, pues no hubo madre que haya tenido un corazón an tierno como el de la Madre de Dios. De qué forma no hubo amor igual al de el. Ella lo padeció todo por nosotros para que disfrutemos de la gracia de la Redención.

Hermosas Oraciones De Beatos Católicos Sobre La Virgen María

Pues el Señor, a quien has llevado en tu vientre, aleluya. Ha resucitado según su palabra, aleluya. Suplica al Señor por nosotros, aleluya. Goza y alégrate Virgen María, aleluya. Pues de hecho ha resucitado el Señor, aleluya.

oraciones a la virgen

El cine y la literatura han planteado recientemente ciertas cuestiones sobre la vida de Jesús. Teólogos expertos de la Facultad de Navarra argumentan con datos históricos a las cuestiones más usuales. © La página web con toda la información de la Virgen de la Cabeza. Grabación construída por Paco Cassani con la colaboración de las imágenes del pregón grabadas por 10TV Andújar.

Peluche Virgen María 30 Cms Oraciones 6 Lenguajes

Nos traspasaría el mal de los pecados. Oh Virgen Dolorosa, concédeme que así como tú, por tus dolores, recibes gran gloria en el cielo y triunfas allí como reina gloriosa de los mártires, así yo asimismo, después de una vida mortificada con Cristo, merezca vivir eternamente en la gloria, dichoso con Cristo. Concédeme, oh Reina de los mártires, vivir en la cruz con paciencia, fallecer en la cruz con esperanza y reinar por la cruz con gloria. 7.-He conseguido de mi Divino Hijo que, cuantas propaguen esta devoción, sean trasladadas de esta vida terrenal a la alegría eterna directamente, pues serán eliminados todos sus pecados y mi Hijo y Yo vamos a ser su consolación eterna y alegría. Oremos.-Te suplicamos, Señor nuestro Jesucristo, que interceda ante tu clemencia la bienaventurada Virgen María tu Madre, cuya alma atravesó la espada de dolor en la hora de tu Pasión. Lo solicitamos por ti, oh Jesucristo, Salvador del mundo, que vives y reinas con el Padre y el Espíritu Santurrón por los siglos de los siglos.

4.-Les voy a dar cuanto me soliciten, con tal que no sea contrario a la intención adorable de mi Divino Hijo y a la santificación de sus almas. Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María! Que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y reclamado vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado con esta confianza, a Vos también asisto, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes! Y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana.

Y así, Madre, vamos a ser contentos contigo en el cielo. Tú, que proseguías a Jesús, nos enseñas a tomar al sendero de la realidad. Polvo de los caminos que a la marisma me llevan, Caminos del peregrino para llegar a la reja de mi Virgen del Rocío. Por la gracia del Espíritu Santurrón, Virgen Inmaculada, distes a luz. Reina del cielo, alégrate, aleluya.

Dios te salve María, llena eres de gracia; el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas y cada una de las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Aprieta el botón verde de la mano de María y oirás las oraciones Jesusito de mi vida, Padre Nuestro y Ave María. Declaro haber comprendido la información facilitada y consiento el régimen que se realizará de mis datos de carácter personal. Oh Virgen Dolorosa, por el dolor que tuviste cuando viste a Jesús clavado en la cruz, concédeme que yo me aproveche de los frutos de su pasión, que sea un cristiano verdadero, crucificado con Cristo, y que considere como una honra el sufrir y padecer algo por ser católico y entrenar las virtudes cristianas.

Primeros Cristianos En Otros Idiomas

Padeció de forma voluntaria para probarnos su amor, pues el amor se prueba con el sacrificio. Oh Virgen Dolorosa, por el mal que sufriste al recibir a tu Hijo fallecido y bajado de la cruz, te suplico me alcances el perdón de mis culpas, que fueron la causa de su muerte, y que sus lesiones se graben profundamente en mi memoria y mi corazón, como testimonio de su amor, a fin de que le ame hasta la muerte. Siete gracias que la Santísima Virgen concede a las almas que le honran todos los días, meditando sus dolores, con el rezo de siete avenarías. Virgen de la Soledad, trátanos por caridad como a hijos tuyos que somos y ampáranos en nuestro peregrinar por la vida terrenal hasta alcanzar los cielos que perdimos. Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan divertida hermosura.

Ante Ti Virgen De La Cabeza

A Ti, celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma, vida y corazón. Mírame con compasión y no me dejes, Madre Mía. Amigos de Jesús es un programa de catequesis para la preparación del camino de fe que los niños deben recorrer para recibir la Primera Comunión…. A ti doncella graciosa, el día de hoy profesora de dolores, playa de los pecadores, nido en que el alma reposa, te ofrezco, pulcra rosa, las jornadas de esta vía.

No por ser la Madre de Dios pudo María sobrellevar sus dolores sino más bien por ver las cosas desde el plan de Dios y no del de sí, o mejor dicho, hizo de el el plan de Dios. La Madre Dolorosa nos echará una mano para ayudarnos. Madre de la Soledad, enséñanos a sobrellevar las penas con la misma fe con que tú soportaste la desaparición del Redentor. Publicamos algunas oraciones de los primeros escritores cristianos dirigidas a la Virgen María. Tienen el gusto auténtico de los primeros años de la Iglesia.