Oracion Para La Virgen Maria

Hoy asisto ante ti a fin de que consigas socorrerme en estas Horas de duda en las que solo tú me podrás asistir. Permíteme superar esto que estoy atravesando Y haz que el milagro se apodere de esta situación para que yo. Con tu agraciado manto, logre regocijarme Con los talentos de ser un fiel devoto. Madre protectora, Virgen de la Victoria mira nuestras comunidades, sus necesidades y sobre todo nuestro caminar hacia la santidad. Te alabamos por el don concedido por tu Hijo Jesús al llevar a cabo de Ti su Madre y nuestra Madre.

Dios te salve María, llena eres de felicidad; el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, suplica por nosotros pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte. Almacena mi nombre, correo electrónico y web en este navegador para la próxima vez que comente. Sé que junto a ti Madre gozaré del éxito, de la felicidad y del amor de tu corazón. Bendita seas Madre, Reina del Cielo y la Tierra, que toda atadura, inconveniente o sufrimiento que me atormenta quede resuelto en tu Majestuoso nombre. Creemos firmemente que la crónica de cada humano es primordial y proporciona a nuestra red social una oportunidad a fin de que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, opiniones y sentimientos.

Tu amor de madre hacia todos tus hijos hace que tenga la plena seguridad que oirás y guardarás en tu corazón maternal el favor particular que el día de hoy te ruego. Muchas personas se refugian en la religión para buscar la paz que no siempre pueden encontrar en la vida cotidiana. Cuando algún fiel tiene un inconveniente, ora con todo su corazón para que sus necesidades sean escuchadas. Que nuestro amor por Ti, Virgen de la Victoria, nos lleve a albergar la misma esperanza que guardabas en tu corazón. Dulcísima Virgen María que depositaste En todos nosotros mensajes de paz, amor y promesa. Tú que cargas sobre tu espalda cientos de devotos y que escuchas Nuestras peticiones con paciencia y esmero.

Oraciones A Maria

En la religión católica los feligreses asimismo suelen rezarle a la Virgen María. Madre amantísima, Virgen de la Victoria, que, al pie de la Cruz, nos recibiste a todos y cada uno de los hombres con amor de Madre. Haz que este amor brote en nuestros corazones para nuestro buen Padre, Dios, y para todos los hombres, nuestros hermanos. Que, siguiendo tu ejemplo, aprendamos a amar sin límites ni distinciones. Enséñanos a amar, Virgen de la Victoria, tal es así que el cariño verdadero jamás se borre de nuestros corazones. Haz que escuchemos siempre y en todo momento a tu Hijo Jesús y hagamos la intención de Dios todos los días de nuestra vida.

oracion para la virgen maria

Su nombre es Beato y su clemencia llega a sus fieles de generación en generación. Proclama mi alma la excelencia del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, por el hecho de que ha mirado la humildad de su esclava. 5.-Las defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos los momentos de la vida. 4.-Les daré cuanto me soliciten, con tal que no sea contrario a la voluntad adorable de mi Divino Hijo y a la santificación de sus ánimas. Préstame, Madre, tu lengua, para lograr comulgar, ya que es tu lengua patena de amor y de santidad.

Bendita Sea Tu Pureza

Es casi imposible hallar una persona en el mundo que no desee a su madre y más aún Dios que tuvo el privilegio de escogerla, en vez de esperar la que le correspondiera. Socórreme, no aguardes más, mira que mi ser y mi corazón claman a la madre de Dios. Rezar a la Virgen es muy importante, ya que supone amar a María, lo que gusta a Dios. Una multitud de visualizaciones marianas aprobadas por la Iglesia muestra que Jesucristo continúa mandando a su madre para que nos asista. Siete gracias que la Santísima Virgen concede a las almas que le honran todos los días, meditando sus dolores, con el rezo de siete avenarías. Que nunca se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y solicitado vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos.

oracion para la virgen maria

Virgen de la Victoria, Madre y defensora de todos y cada uno de los necesitados, mira por nosotros y danos tu bendición. Otro enorme aspecto en el que María nos puede ayudar totalmente, es en obrar e interceder por aquellas mujeres que no pueden quedar embarazadas, sin importar lo más mínimo cuanto lo intenten. La virgen va a poner ese niño en su vientre, en tanto que ella misma sabe lo bellos y maravilloso que es ser mamá y ese privilegio no se lo negara a nadie. María no dudo en decir sí al Señor, cuando este le pidió que fuera la mujer que lo llevara en su vientre y criara. Por todos estos atributos, el Señor no duda en oír a su madre cuando esta le habla, mucho más que a algún otro ser. Ejemplo evidente de lo previamente dicho, fue lo que sucedió en Caná de Galilea, en el momento en que Cristo no quería hacer el milagro, pero su madre lo convenció.

Dulce María, madre amada mía, líbrame de los contrincantes de mi alma y de los males temporales que me avizoran en la vida, a ti sean mis aprecios de gratitud y devoción. Madre amantísima, Virgen de la Victoria mira nuestras intranquilidades y sufrimientos. Te alabamos por las maravillas que Dios hizo en Ti y te solicitamos nos mires para que, bajo tu patrocinio, superemos las dificultades de esta vida, sendero del Reino definitivo. Socorre a Israel su siervo, acordándose de su santa coalición según lo había prometido a nuestros progenitores a favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

Intercede ante tu Hijo por nosotros a fin de que jamás perdamos la virtud de la esperanza. Te ofrecemos gracias porque, al pie de la Cruz, admitiste ser Madre de todos los hombres. Ahora mismo tan sagrado, Cristo Jesús hecho hombre se implanta dentro de su santa madre, para de esta forma lograr la encarnación, por obra del Santurrón Espíritu. Culto a la sagrada figura de la Virgen María podemos hallarlo en varias partes del planeta.

Muchas veces dudamos acerca de los poderes de Dios, como de toda su majestad. Meditar que cualquier desafío sobrepasa a Cristo ya es por sí una mala obra de las personas como criaturas y dejar de venerar a su preciosísima madre aún mucho más. Dios Padre la eligió para ser la Madre de su Hijo único; ella es la mujer del Espíritu Beato y la madre del Hijo unigénito de Dios. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones por el hecho de que el Poderoso hizo obras grandes por mí.

Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a absolutamente nadie. Madre admirable, madre de la divina gracia, verdadero consuelo del que llora, letrada muy, muy dulce de los pecadores, presencia de Dios constante. La oración representa el contacto directo para estar comunicado con Dios.

Oración A La Virgen María

Las advocaciones marianas dedican un espacio espiritual, como un templo o un altar, a la Virgen que se encarga de protegerlo. Cuando efectuamos una oración a la Virgen Prodigiosa estamos mostrando nuestra devoción a la bendita aparición que Santa Catalina Labouré tuvo en 1830. A fin de que acabes de una vez por todas con los problemas que tanto me intranquilizan, que tanto padecimiento y preocupación me ocasionan. El tercer día al finalizar de rezar puedes encender una velita blanca en nombre de la muy santa Virgen María para agradecer y darle mucho más fuerza a tu solicitud.