Oracion De Santa Maria

Enséñame a cumplir siempre y en todo momento su intención, como tú, en medio de las alegrías, gozos y dolores de esta vida; siendo un discípulo leal, testigo de la alegría del Evangelio, en la mitad del mundo. Pobres de la Madre de Dios expresa la identidad de los escolapios en la Iglesia. Asimismo la oración del escolapio se basa en la pobreza y humildad de María y José, de aquellos pastores que dejan todo para ver y venerar al Niño Dios.

oracion de santa maria

En aquel tiempo, los pastores fueron corriendo hacia Belén y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, contaron lo que se les había dicho de aquel niño. Ver la cara del Padre, sentir la paz en nuestro corazón y en muchos dolores de la raza humana es el enorme obsequio que nos hace el Espíritu de Dios. En tus maternales manos abandono toda mi vida, mi vida, todo cuanto tengo, todo lo que soy; soy todo tuyo. Te lo pedimos a ti, Santa María, modelo de vida cristiana. Unidos a ti vamos a llegar a la VICTORIA determinante que Dios nos ha concedido por los méritos de Jesucristo, nuestro Señor.

Beato Rosario

Ace unos años, en sus expresiones antes del rezo del ángelus, en la Solemnidad de Santa María Madre de Dios, el Papa Francisco asimismo incluyó una bella y emotiva oración a la Virgen. Siete gracias que la Santísima Virgen concede a las ánimas que le honran diariamente, meditando sus dolores, con el rezo de siete avenarías. Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María! Que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y solicitado tu socorro, haya sido descuidado de Vos.

oracion de santa maria

Animado con esta seguridad, a Vos asimismo asisto, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes! Y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. Bendita sea tu pureza y eternamente lo sea, pues todo un Dios se recrea en tan divertida hermosura. A Ti, celestial princesa, Virgen Sagrada María, te ofrezco en este día, alma, vida y corazón.

El Cardenal Omella Sobre Las “fiestas” De Halloween: “muerte O Vida Eterna Tú Escoges”

Mírame con compasión y no me dejes, Madre Mía. Reina del cielo, alégrate, aleluya. Por el hecho de que el Señor, a quien has llevado en tu vientre, aleluya. Ha resucitado según su palabra, aleluya. Suplica al Señor por nosotros, aleluya. Goza y alégrate Virgen María, aleluya.

Pues de verdad ha resucitado el Señor, aleluya. Viernes de la 31.ª semana del Tiempo Ordinario. «Taimados como serpientes, puros como palomas»… El camino de la «astucia cristiana» pe… Y dejamos que el canto se haga oración en nuestro corazón. Somos Pobres de la Madre de Dios, en palabras de san José de Calasanz.

María, nuestra madre y educadora nos coge de la mano, nos acompaña. Socorre a Israel su siervo, acordándose de su santa coalición según lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre y en todo momento. Como la iban descubriendo tus ojos, tus manos, tus dolores, tu promesa. Amigos de Jesús es un programa de catequesis para la preparación del sendero de fe que los niños tienen que recorrer para recibir la Primera Comunión….

5.-Las defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos y cada uno de los instantes de la vida. 4.-Les daré cuanto me soliciten, con tal que no sea opuesto a la voluntad adorable de mi Divino Hijo y a la santificación de sus almas. Préstame, Madre, tu lengua, para lograr comulgar, pues es tu lengua patena de amor y de santidad. Dios te salve María, llena eres de gracia; el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Oh María, oh muy, muy dulce, oh dueña mía!.

Los pastores fueron corriendo a Belén y hallaron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús, como lo había llamado el ángel antes de su concepción. Todos y cada uno de los que lo oían se admiraban de lo que les habían dicho los pastores. María, por su parte, preservaba todas estas cosas, meditándolas en su corazón.

Amigos De Jesús

Ellos miran con escasas palabras y mucha fe al Niño Dios. Lo miran, pero algo aún mucho más precioso, se dejan ver por Él. Rezar es mirar con desconcierto, con ingenuidad, con trasparencia en enorme misterio de Dios. Los pastores se transforman en los primeros presentes de los fundamental. Son los mucho más humildes y los más pobres quienes saben acoger el acontecimiento de la Encarnación. A Dios que viene a nuestro acercamiento en el Niño Jesús, los pastores responden poniéndose en camino hacia El, para un acercamiento de amor y interesante asombro.

En Belén, María, José, los pastores acompañaban al Niño Dios. No tenían tarea más esencial que efectuar. También, todos nosotros tenemos la posibilidad de en este momento arrimar nuestra mirada pero más que nada nuestro corazón al niño Dios. Es la mejor labor a realizar en este momento.