Oracion Ala Virgen Milagrosa Para Pedir Un Milagro

Y de esta forma, Madre, vamos a ser felices contigo en el cielo. Y que en el momento de nuestra partida, gocemos a tu lado de la existencia de tu hijo Jesucristo, que vive y reina por los siglos de los siglos. Tú que guardabas todas y cada una de las cosas en tu corazón, nos enseñas a meditar la Palabra de Dios y a ponerla por obra en nuestra vida. Sobre la cabeza de la virgen, se muestran doce estrellas.

Nombre augusto de María, tu vas a ser para mi alma la escala bendita que la va a conducir al reino de los Cielos. Dios te salve, María, llena eres de felicidad, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas y cada una de las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Santa María, Madre de Dios, suplica por nosotros pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte Amén. Mira a los pequeños, a los jóvenes, a los novios, a los matrimonios, a las familias, a los jubilados, a los enfermos, a todos los que en ti pusieron su corazón y su confianza.

oracion ala virgen milagrosa para pedir un milagro

Si precisas un favor urgente, te encuentras en inconveniente o quieres pedir ayuda para un individuo cercano, en el presente artículo conceras la oración a la Virgen de la Medalla Prodigiosa, con la que vas a poder hacer tus peticiones. Tú qué tantos milagros otorgas a los que asisten a ti con auténtica devoción haz en mi vida un milagro y ofréceme la solución para esta grave circunstancia que me angustia y me rompe el corazón. Las visualizaciones de la Virgen de la Medalla Milagrosa forman sin lugar a dudas entre las pruebas más exquisitas de su amor maternal y misericordioso. Por lo mismo, la Medalla Milagrosa, al confesar el misterio de la Concepción Inmaculada de María, nos predica que la Santísima Virgen es la corredentora del universo, la tesorera de los dones del Altísimo, la fiadora entre Dios y los hombres, la que realizó del modo mucho más singular la paz y reconciliación del género humano.

Milagrosa Oración A La Virgen María Para Soliciar Lo Imposible

Esta oración tienes que realizarla una vez cada día a lo largo de tres días consecutivos sin interrumpir.

La Medalla Milagrosa, al confesar el misterio de la Concepción Inmaculada de María, garantiza a la vez el auxilio divino a cuantos la llevan puesta. La Muy santa Virgen, afirma San Bernardino, es muy cortés y agradecida, tanto que no le deja su corazón que el hombre la salude sin devolver el saludo de una manera inefable. Como su feliz vidente y confidente, Santa Catalina Labouré, pidámosle cada día a Nuestra Señora la felicidad de su amor y de su devoción. Expectantes de contribuir asimismo nosotros a la mayor gloria de Dios y honor de su Madre Santísima, seamos desde este día apóstoles de su prodigiosa medalla. Animado con esta seguridad, a Vos asimismo acudo, ¡oh Virgen Madre de las vírgenes! Reina de cielos y tierra, Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, sed mi amparo y defensa en las tentaciones de mis contrincantes.

Nuestra Señora De Caacupépatrona De Paraguay

En la religión católica los feligreses asimismo acostumbran a rezarle a la Virgen María. Si te ha dado gusto la oración dale a me agrada y compártela con otra gente a las que les logre ayudar. Asísteme con tu poderosa intercesión, protégeme de los males y de las intranquilidades y soluciona mis pretensiones.

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo. Ahora, te mostramos una oración especial a la Virgen María, la cual debes repetir con convicción y mucha fe. La oración representa el contacto directo para comunicarse con Dios.

Rosario De Jaculatorias A La Virgen De La Medalla Milagrosa

Yo les prometo, virgen muy pura, no olvidaros nunca, ni vuestro culto ni los intereses de vuestra gloria, a la vez que os prometo asimismo promover en los que me rodean tu amor. Recibidme, Madre tierna, desde este instante y sed para mí el cobijo en esta vida y el sostén en el momento de la desaparición. El día 27 de noviembre de 1830 la bondadosa, solícita y buena madre del cielo, le mostró a santa Catalina Labouré, con una visión, grabada con letras de oro, la jaculatoria ¡OH MARÍA SIN PECADO CONCEBIDA, ROGAD POR NOSOTROS QUE RECURRIMOS A VOS!

¡Oh Virgen Inmaculada, verídica escala por donde tienen la posibilidad de los pecadores llegar al reino de Dios! Arrancadle del cautiverio del pecado, sacadle de las tinieblas en que yace y conducidle al reino de la luz, de la paz y de la divina felicidad. Tu corazón fue traspasado junto con su Corazón.

Y exactamente de este modo nos encaminas sin cesar a tu Divino Hijo. Si te encuentras en alguna situación dificultosa y deseas hacer una petición a la Virgen María, este artículo es para tí. Conoce a continuación la historia de la virgen de la medalla prodigiosa y conoce una vigorosa oración la milagrosa, para soliciar su intercesión divina.

Más Frases Católicas Milagrosas

Antes de rezar la oración Virgen Prodigiosa de cada día, hay que repetir la oración día tras día. El globo que aparece bajo los pies de la Virgen, indican que ella es la reina de la tierra y del cielo. La crónica de la figura de la Virgen de la medalla prodigiosa, sucedió en Francia a lo largo del año 1830. La joven novicia Catalina Labouré, fue testigo de tres visualizaciones de la virgen en la capilla del convento de las hermanas de la Caridad.

Inmaculada, Santísima Virgen de la Medalla Prodigiosa, alcanzadme de tu Muy santo Hijo las gracias que necesito para mi salvación. Grabación creada por Paco Cassani con la colaboración de las imágenes del pregón grabadas por 10TV Andújar. Con la incorporación de nuevos discípulos de tu Hijo.

“La paz, como el cariño, es un fruto de nuestra unión con Dios. La Virgen María es la Reina de la paz, da la paz al alma que asiste a ella por la devoción, construye la paz en los hogares que la invocan y por ella la sociedad llegará a una paz durable.” “El Espíritu de Dios condujo a María a la verdad de la redención. Como María, el cristiano que se deja conducir por el Espíritu Santo, va a llegar a una ilustre santidad y la luz de la fe lo iluminará para conocer las cosas de Dios y gustar de ellas.” Escucha, pues, ¡Oh Virgen de la Medalla Milagrosa! Y para mejor servir a tu Divino Hijo, inspíranos un profundo odio al pecado y danos el coraje de afirmarnos siempre y en todo momento realmente cristianos. La novena Medalla Milagrosa, es una oración compuesta por nueve oraciones distintas que deben leerse durante 9 días seguidos.

Esta Medalla nos recuerda todo el tiempo sus triunfos sobre la infernal serpiente, hollando con el mayor denuedo la orgullosa cabeza de Lucifer y rompiendo las duras cadenas con que estaban aprisionados los hijos de Adán. Te consagramos nuestras fuerzas y disponibilidad para estar al servicio del designio de salvación actuado por tu Hijo. Te solicitamos que por medio del Espíritu Santo la fe se arraigue y consolide en todo el pueblo cristiano, que la comunión supere todos los gérmenes de división que la promesa cobre nueva vida en los que están desalentados. Te solicitamos por los que padecen pruebas particulares, físicas o morales, por los que están tentados de infidelidad, por los que son zarandeados por la duda de un clima de incredulidad, y también por los que sufren persecución gracias a su fe. Señor nuestro Jesucristo, que quisisteis honrar con innumerables milagros a vuestra Madre la beatísima Virgen María, inmaculada desde el primer momento de su concepción, concédenos que, suplicando siempre y en todo momento su patrocinio, consigamos los goces eternos. Abogada y refugio de nosotros pobres pecadores, Santísima Virgen de la Medalla Milagrosa, asistidme en el trance de la muerte y abridme las puertas del cielo.