Oración Ala Virgen Maria

Virgen Madre, Señora nuestra recordando la Encarnacion te cantamos tus hijos, todos como Estrella de Salvacion. Ahora mismo tan sagrado, Cristo Jesús hecho hombre se implanta dentro de su santa madre, para así lograr la encarnación, por obra del Santo Espíritu. Siete gracias que la Santísima Virgen concede a las almas que le honran diariamente, meditando sus dolores, con el rezo de siete avenarías.

Socorre a Israel su siervo, acordándose de su santa coalición según lo había prometido a nuestros progenitores en favor de Abrahán y su descendencia por siempre. A partir de ahora me felicitarán todas las generaciones por el hecho de que el Poderoso hizo proyectos grandes por mí. Su nombre es Santurrón y su clemencia llega a sus fieles de generación en generación.

4.-Les daré cuanto me soliciten, con tal que no sea contrario a la voluntad adorable de mi Divino Hijo y a la santificación de sus ánimas. Préstame, Madre, tu lengua, para lograr comulgar, ya que es tu lengua patena de amor y de santidad. Acordaos, ¡oh piadosísima Virgen María! Que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorado vuestra asistencia y reclamado tu socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado con esta seguridad, a Vos asimismo acudo, ¡oh Madre, Virgen de las vírgenes! Y aunque gimiendo bajo el peso de mis errores, me atrevo a comparecer frente vuestra presencia soberana.

Obtennos fidelidad en el cumplimiento de nuestros deberes religiosos y constancia en el bien hasta la desaparición. Y haznos competidores de los tesoros divinos de que fuiste colmada en tu Muy pura Concepción. ORACION A LA REINA DE LOS ANGELES Oh Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles! Santos ángeles y arcángeles; defiéndenos, guárdanos- Oh buena y tierna Madre!

La Luz De La Fe Alumbra El Atardecer De La Vida

Tú eres siempre y en todo momento nuestro amor y nuestra esperanza. Envía los santurrones ángeles para defenderme y para negar lejos el demonio, mi despiadado enemigo. San Miguel Arcángel, suplica por nosotros San Gabriel Arcángel, suplica por nosotros. Que por la resurreccion de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegria, concedenos, por intercesion de su Madre, la Virgen Maria, llegar a lograr los gozos eternos. Por nuestro Señor Jesucristo. El ángel del Señor anunció a María, R/.

La virgen va a poner ese niño en su vientre, puesto que ella misma sabe lo hermosos y maravilloso que es ser mamá y ese privilegio no se lo negara a absolutamente nadie. Madre admirable, madre de la divina gracia, verdadero consuelo del que llora, letrada dulcísima de los pecadores, presencia de Dios constante. La oración representa el contacto directo para comunicarse con Dios. En la religión católica los feligreses asimismo suelen rezarle a la Virgen María. HIMNO A SAN CONRADO Adelante será nuestro grito. Nuestra enseña va a ser la virtud.

Salve Regina

Llenos nuestros corazones de absoluta confianza, acudimos a tu maternal aprecio. Somos pecadores y no merecemos tu protección. (Pídase privadamente la gracia que se quiere, o dése gracias por el favor recibido) Oh María! Tú eres tras Dios, nuestra única promesa. Escucha benigna la confiada oración, que en la presente necesidad, elevamos a tu clemencia, si es para gloria de Dios y bien de nuestras almas.

Resalta el contraste entre la impasibilidad de la Virgen y la humanización y movilidad del Niño. Se trata de una talla románica de madera policromada de autor irreconocible y correspondiente a los siglos XII o XIII. Es la imagen de la Virgen María con el Niño Jesús sentado sobre su rodilla izquierda. Ahora, te mostramos una oración especial a la Virgen María, la que debes repetir con convicción y mucha fe.

Almacena mi nombre, e-mail y web en este navegador para la próxima vez que comente. AmoMama crea contenido atrayente y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el planeta.

oración ala virgen maria

San Conrado, el portero bendito, que derrama torrentes de luz. Tú la cuna de nuestros amores, tú la cima de nuestra excelencia. Por la señal de la Santa Cruz, De nuestros enemigos, Líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, Del Hijo, Y del Espíritu Beato, Amén. LAS ORACIONES A MARÍA, MADRE DE LA MISERICORDIA Fiestas del Carmen Julio, 2016 Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de Lleida Ave Maria Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Sé que junto a ti Madre gozaré del éxito, de la alegría y del amor de tu corazón.

Conoce La Revista De San Antonio

7.-He conseguido de mi Divino Hijo que, cuantas propaguen esta devoción, sean trasladadas de esta vida terrenal a la felicidad eterna de manera directa, ya que serán borrados todos sus pecados y mi Hijo y Yo vamos a ser su consolación eterna y alegría. Préstame, Madre, tus labios, para con ellos rezar, porque si con ellos rezo, Jesús me va a poder percibir. María, nuestro auxilio y fortaleza SALUDO A MARÍA Virgen Santísima María Madre del Amor Hermoso y Reina de la Pureza, mírame aquí presente, dejadas todas las cosas, para sugerirte las flores de mi corazón. HIMNO A SAN CONRADO. Adelante será nuestro grito. Recurro a ti madre por el hecho de que jamás me abandonas, porque siempre me acompañas y me guías sin juzgarme.

Los Misterios Del Beato Rosario Secretos De Gozo Misterios De La Luz Secretos De Dolor Secretos De Gloria

Bastante gente se refugian en la religión para buscar la paz que no en todos los casos pueden localizar en la vida diaria. En el momento en que algún fiel tiene un inconveniente, ora con su corazón a fin de que sus necesidades sean escuchadas. Bendito y alabado sea el Muy santo Sacramento del Altar en el cielo, en la tierra y en todo lugar. Es casi imposible hallar una persona en el mundo que no quiera a su madre y mucho más aún Dios que tuvo el privilegio de escogerla, en lugar de aguardar la que le correspondiese. Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador, por el hecho de que ha mirado la humildad de su esclava. 5.-Las defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos los instantes de la vida.

Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santurrón. Dios te salve, María, llena eres de felicidad, el Señor es contigo, bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, suplica por nosotros pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte. He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra. Y el Verbo de Dios se hizo carne.