Oracion Ala Virgen De La Concepcion

Hemos actualizado su política de privacidad para realizar las variables normativas de intimidad de todo el mundo y para ofrecerle información sobre las limitadas formas en las que utilizamos sus datos. ¡Virgen Santísima que de la dura peña hiciste brotar agua milagrosa, que sana las anomalías de la salud del cuerpo y del alma! Arranca, muy poderosa Señora, de nuestro embrutecido corazón, lágrimas de verdadera penitencia, para que laven la lepra del alma, a fin de que el Señor nos perdone y levante de nosotros el azote de su indignación. Sed para siempre bendita por todos los extraordinarios favores que no cesáis de derramar en este lugar. Recibid, oh reina compasiva, las loas y súplicas que pueblos y naciones, unidos en la angustia y la amargura, elevan confiados a Ti.

¡Oh Santísimo Hijo de María Imnaculada y benignísimo Redentor nuestro! Así como preservaste a María de todo pecado mortal en toda su vida y a nosotros nos das gracia para evitarlo y el sacramento de la confesión para solucionarlo, de este modo Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la felicidad de no cometer nunca pecado mortal, y si incurrimos en tan horrible desgracia, la de salir de él lo antes posible, por medio de una aceptable confesión. La Inmaculada Concepción es la creencia de que María fue conservada por Dios del pecado original desde el instante de su concepción. La Inmaculada Concepción es un dogma de la Iglesia Católica, lo que significa que es una verdad religiosa que debe ser creída por los católicos.

¿Qué Significa El Privilegio De La Concepción Inmaculada?

Que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a ti haya sido descuidado de ti.¡Madre tierna! En tanto que Dios obra por tu mano curaciones sin cuento en la Gruta prodigiosa de Lourdes, sanando tantas víctimas del dolor, almacena asimismo una observación de bendición para nuestro pobre enfermo… Alcanzadle de vuestro Divino Hijo Jesucristo la deseada salud, si debe ser para mayor gloria de Dios. Pero mucho más alcanzadnos a todos el perdón de nuestros errores, paciencia y resignación en los sufrimientos y más que nada un amor grande y eterno a nuestro Dios prisionero por nosotros en los Sagrarios. Dóciles a la convidación de tu voz maternal, oh Virgen Inmaculada de Lourdes, asistimos a tus pies en la humilde gruta donde aparecisteis para señalar a los extraviados el camino de la oración y penitencia, dispensando a los que padecen las gracias y prodigios de tu soberana bondad.

Por medio del agradecimiento por tus favores, nos esforzaremos en imitar tus virtudes para de este modo un día poder comunicar tu gloria. La Concepción Inmaculada es el dogma de la Iglesia Católica que señala que María, madre de Jesús, fue conservada por completo de la mácula original del pecado. Esto significa que María nunca cometió un pecado en su historia, y fue concebida sin el pecado original. Así como diste a María la gracia de una ardentísima caridad y amor de Dios sobre todas las cosas, de esta manera Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas un amor sincero a Ti, oh Dios y Señor nuestro, nuestro verdadero bien, nuestro bienhechor, nuestro Padre, y que antes queramos perder todas las cosas que ofenderte con un solo pecado.

Al mostrarse en la Gruta de Lourdes te complaciste en llevar a cabo de él un santuario favorecido desde dónde dispensas tus favores y donde ya muchos obtuvieron la cura para sus patologías, tanto espirituales como físicas. Acudimos por tanto, con la mucho más ilimitada seguridad a implorar tu maternal intercesión. Consigue para nosotros, Oh Madre venerada, que nuestra solicitud sea concedida.

Oraciones De Una Madre Para Sus Hijos

Al aceptar, usted acepta la política de intimidad actualizada. ¡Oh amabilísima Virgen de Lourdes, Madre de Dios y Madre nuestra! Llenos de aflicción y con lágrimas fluyendo de los ojos, asistimos en las horas amargas de la patología a tu maternal corazón, para solicitarte que derrames a manos llenas el tesoro de tu clemencia sobre nosotros. La Concepción Inmaculada se encuentra dentro de las maravillas de nuestra fe. María, la madre de Jesús, es ejemplo de todos nosotros de cómo vivir en santidad. Ella nos enseña a querer a Dios y a nuestro prójimo, y nos recuerda que somos capaces de vivir una vida sin pecado.

Señor mío Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Frente vuestra divina presencia reconozco que he pecado muchas veces y por el hecho de que os amo sobre todas y cada una de las cosas, me pesa de haberos insultado. Ayudado de vuestra divina felicidad, sugiero no volver a caer mucho más, confesarme y cumplir la penitencia que el confesor me imponga.

Novena A La

Que al contacto con tu pureza seamos para la tierra sal purificadora. Que en todas las gracias que recibamos observemos tu cariño maternal. Que procuremos imitarte en la amabilidad para parecernos a Ti.

Ahora se dirá la Oración final para todos y cada uno de los días y la Letanía de la Virgen. A continuación se afirmará la Oración final para cada día y la Letanía de la Virgen. A continuación se dirá la Oración final para todos y cada uno de los días y las Letanías a la Virgen. A continuación se dirá la Oración final para todos los días y la Letanía a la Virgen.

De rodillas~ llevada a cabo la señal de la cruz, se dirá el acto de contrición y la oración preparatoria como el día primero. De rodillas, llevada a cabo la señal de la cruz, se afirmará el acto de contrición y la oración preparatoria como el día primero. Oh Señora de Lourdes, Madre de Cristo, tu que tuviste predominación con tu divino hijo mientras permaneciste sobre la tierra tienes ahora exactamente la misma predominación en el cielo. Ruega por nosotros y obtén para nosotros de tu divino Hijo nuestras particulares peticiones si esa es la Intención de Dios. Indignos somos por nuestros pecados de que nos escuches.

Escoge Otro Tablero De Recortes

El dogma de la Concepción Inmaculada fue proclamado por el Papa Pío IX en 1854. La base de este dogma se encuentra en la fe católica en la redención de Jesús. Dado que Jesús fue concebido sin pecado, y que su sacrificio fue bastante para redimir a toda la humanidad del pecado original, entonces María, como madre de Jesús, también debió estar libre de ese pecado. La oración de la Inmaculada Concepción es una oración a María, madre de Jesús, donde se le solicita que interceda ante Dios para obtener la felicidad de la preservación de todo pecado. La oración de la Inmaculada Concepción es una oración muy habitual entre los católicos y se reza con cierta frecuencia. ¡Oh Muy santo Hijo de María Inmaculada y benignisimo Redentor nuestro!

Inmaculada Concepcion De Mariapatrona De Estados Unidos

Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor, que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. ¡Oh santísimo Hijo de María Inmaculada y benignísimo Redentor nuestro! Tal como preservaste a María de todo pecado venial en toda su historia, y a nosotros nos solicitas que purifiquemos cada vez más y más nuestras ánimas, para ser dignos de Ti, de esta manera Te rogamos humildemente, por intercesión de tu Madre Inmaculada, nos concedas la gracia de evitar los pecados veniales y de procurar y conseguir cada días un poco más pureza y elegancia de conciencia. Por estos títulos de tu Concepción Muy pura, te suplico, Reina mía, que de qué manera Águila real me ampares bajo las alas de tu protección piadosa; como Aurora de la gracia esclarezcas y también ilumines con tus fulgores mi alma; como Centro del amor enciendas mi intención para que arda en el divino; y que me admitas benigna como a tu fiel morador en la Jerusalén triunfante, de la que eres Reina excelsa.