Oración Al Sagrado Corazón De Jesús Por La Salud

Te prometo contribuir con el fiel cumplimiento de las obligaciones de mi estado; con la paciencia en sufrir las cruces ordinarias de la vida; con la publicidad y el ejemplo de palabra y por escrito, con comuniones, misas, rosarios, oraciones y jaculatorias para daros toda la gloria y reparación que me resulte posible. Bendice sus vidas, su salud y sus proyectos, y a pesar de la distancia ayúdanos a mantenernos unidos en el cariño familiar y el amor en Cristo. Te solicito Sagrado Corazón de Jesús, que en nuestro hogar se sienta de forma fuerte la llama de tu amor, para que solo reine la unión, la paz, la tolerancia, la abundancia, la alegría, el respeto, la bondad, la cooperación, el perdón y la lealtad. Guardaré recuerdo eterno de cuanto un alma haya hecho a mayor gloria de mi Corazón. Los que propaguen esta devoción van a tener su nombre escrito en mi Corazón, de donde no será eliminado.

Ella es ejemplo de seguimiento al Corazón de Jesús, ejemplo de acólita fiel hasta el final. La llena de Felicidad para inundamos de las Gracias de su Hijo. “Hete aquí el Corazón que tanto ha amado a los hombres”.

Llenos de seguridad y amor, venimos a tu Corazón, como el corazón del mejor de los padres, del mucho más fiel y bueno de los amigos. Recíbenos, ¡oh Corazón sagrado! En tu sin limites inocencia; haznos sentir los efectos de tu amor; se nuestro apoyo, nuestro mediador frente nuestro Padre, y concédenos la fuerza en nuestra debilidad, consuelo en nuestras penas, y la felicidad de amarte en el tiempo y de tenerte en la eternidad. ; en unión de todos los Beatos y almas fervorosas que en todos los tiempos y sitios te han amado, te adoro, te amo con todo mi corazón; y para ofrecerte una prueba más patente de mi aprecio, renuevo y te ofrezco las promesas que hice en el beato Bautismo, prefiriendo tu felicidad y tu amor a todas las riquezas de la tierra. A Ti asistimos, oh Corazón de Jesús, porque en Ti podemos encontrar consuelo, cuando afligidos y perseguidos solicitamos protección; en el momento en que apabullados por el peso de nuestra cruz, buscamos asistencia; en el momento en que la angustia, la patología, la pobreza o el fracaso nos impulsan a buscar una fuerza mayor a las fuerzas humanas. A Ti acudimos, Corazón de Jesús, porque en Ti encontramos consuelo, cuando afligidos solicitamos protección; en el momento en que cansados por el peso de nuestra cruz, procuramos ayuda; en el momento en que la angustia, la patología, la soledad o el fracaso nos impulsan a buscar una fuerza mayor a las fuerzas humanas.

oración al sagrado corazón de jesús por la salud

Cualquiera que sea tu resolución, jamás dejaré de amarte, adorarte y servirte, oh buen Jesús. Creo firmemente que puedes concederme la gracia que imploro, por el hecho de que tu Clemencia no posee límites y confío en que tu Corazón compasivo hallará en mis miserias, en mis tribulaciones y en mis angustias, un motivo más para oír mi solicitud. «He aquí el Corazón que ha amado a los hombres».

Jesús mío, les doy mi corazón…, os consagro mi vida…, en vuestras manos pongo la eterna suerte de mi alma… y os pido la felicidad particular de hacer mis nueve primeros Viernes con todas y cada una de las disposiciones necesarias para ser partícipe de la más grande de vuestras promesas, a fin de tener la esa de volar un día a veros y gozaros en el cielo. Tiene por fin devolverle amor por amor, darle gracias por sus beneficios y reparar los ultrajes que no cesa de recibir. Por medio del Corazón Inmaculado de María, te ofrezco las oraciones, obras y trabajos de este día, para corresponder a tu enorme amor.

Día 3: Confianza En El Corazón De Cristo

¡Oh muy, muy dulce Jesús, cuyo inmenso amor a los hombres no ha recibido en pago, de los desagradecidos, más que olvido, negligencia y menosprecio! Vednos postrados frente vuestro altar, para arreglar, con especiales homenajes de honor, la frialdad indigna de los hombres y las injurias con que, en todas y cada una partes, hieren tu amantísimo Corazón. ¡Oh Jesús, que les complacéis en alejar de nuestro hogar las disensiones, las anomalías de la salud y la pobreza! Haced que, nuestra vida sea una no interrumpida acción de gracias por tantos provecho. Ten piedad de mí, según tu gran clemencia, y haz de mí, por mí, y en mí todo cuanto quieras, porque yo me abandono a tu Corazón con la entera confianza de que no me abandonarás nunca.

Acordaos ¡oh Sagrado Corazón de Jesús! De todo cuanto habéis realizado por socorrer. Acordaos del eterno e inmenso amor que habéis tenido por todos y cada uno de los hombres; que tu Corazón acoja a los que a ti asisten y se conmueva frente nuestras debilidades.

Súplicas Del Sagrado Corazón De Jesús

Deseo que mi corazón esté lleno de la confianza con que oró el centurión de roma a favor de su criado; de la confianza con que oraron las hermanas de Lázaro, los leprosos, los ciegos, los paralíticos que se aproximaban a Ti por el hecho de que sabían que tus oídos y tu Corazón estaban siempre y en todo momento libres para oír y remediar sus males. El nombre de la gente que propaguen esta devoción quedará escrito en mi Corazón y jamás se borrará. Daré a los curas el talento necesario para ablandar los corazones mucho más embrutecidos. Esta devoción es una de las más terminadas, por el hecho de que resume la religión entera, que no es otra cosa sino un comercio de amor entre Dios y el hombre. Corazón de Jesús, bondad y amor infinitos. Dios penetra lo más profundo de nuestro ser y nos conoce mejor que nosotros mismos.

¡Esperemos pudiese, oh divino Corazón, consagrarte tantas adoraciones, tanto amor y tanta gloria como Tú consagras a tu eterno Padre! Sé el reparador de mis defectos, el asegurador de mi vida y mi amparo en la hora de mi muerte. Haz asimismo que sean aplicados en sufragio por las almas del Purgatorio, a fin de que todos en el Cielo podamos bendecirte, adorarte y amarte. ¡Oh buen Jesús, que prometisteis ayudar en vida, y singularmente en la hora de la muerte, a quien invoque con seguridad vuestro Divino Corazón! Les ofrezco la comunión del presente día, a fin de obtener por intercesión de María Muy santa, vuestra Madre, la felicidad de poder hacer este año los nueve primeros viernes que deben ayudarme a merecer el cielo y alcanzar una santa muerte. ¡Ojalá que nos fuera dado lavar tantos crímenes con nuestra sangre!

Novena Al Sagrado Corazón De Jesús

Que el arrepentimiento sincero llegue a nuestros corazones por nuestros errores, y que aprendamos a vivir en la felicidad y la luz. Ayúdanos a educar a nuestros hijos en la fe y a mantenernos fieles a ti aún en los momentos de prueba. Ahora mismo te estoy pidiendo que ilumines con el amor de tu Corazón Inmaculado esta necesidad especial _______, para que sea resuelta rápida y favorablemente.

oración al sagrado corazón de jesús por la salud

Pues mi yugo es llevadero y mi carga rápida». Te adoro con mi alma y te consagro para toda la vida jamás, mis pensamientos, mis palabras y obras. El Corazón de Jesús es el corazón del amigo mucho más adicto y mucho más leal, el corazón del mejor y del mucho más tierno de los progenitores, el corazón del libertador mucho más desinteresado y magnánimo, el corazón de un Dios que tiene todos los atractivos, todas y cada una de las perfecciones que puedan agradar, conmover y atraer. Este Corazón es el que disculpa en el beato tribunal de la Penitencia, que se manifiesta a nosotros por sus inspiraciones interiores; es el que nos dió por madre a María, y el que, en la Eucaristía, hace sus delicias al habitar entre los hijos de los hombres . Jesús valoró la humildad y facilidad.

Consagración Diaria Al Sagrado Corazón De Jesús

El ha dictado las hermosas páginas del Evangelio; es la fuente de los Sacramentos. Corazón de Jesús, salvación de los que en ti aguardan. Corazón de Jesús, tolerante y lleno de misericordia. Corazón de Jesús, fortaleza de los que padecen. Corazón de Jesús, consuelo de los afligidos.

¡Dulce Salvador mío, concededme y ayudadme a salvar ánimas! ¡Son tantos y tantos los desgraciados que empujan a los demás por el sendero del vicio y del infierno! Haced, Señor, que emplee mi vida en hacer mejores a los que me rodean y en llevarlos conmigo al cielo. Voy a dar a cuantos se ocupan de la salvación de las almas el don de ablandar los corazones más endurecidos. Las almas tibias hallarán fervor. Las almas fervorosas llegarán presto perfectamente.

Tan precisa como el aire y la comida. En ocasiones no la expresamos, nos avergonzamos de ser creyentes, la apartamos de nuestra vida y se desgasta. Cristo lo arriesgó todo por nosotros ¿Y yo qué estoy dispuesto a sugerir? Jesús solicita tu fe para obrar en ti. Dame, Señor, por la intercesión del Corazón de tu Madre, que lo es también mía, la perseverancia final en tu felicidad y en la fe de la Iglesia Católica, a fin de vivir morir y reinar eternamente en la morada deliciosa de tu dulce Corazón. Te lo pedimos por el Corazón de tu Muy santo Hijo Jesús.