Misterios Martes

Esta Guía para rezar el Santo Rosario Misterios Dolorosos quiere ayudarte en tu momento de recogimiento. Golpes, insultos, salivazos, mofas… y, por último, la cruz. Esa cruz de la que estuvo colgada la Salvación de todo el mundo.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor. Sudando y suspirando, desmayado por toda la sangre que derramó de la roja fuente de la vida, carga la pesadísima Cruz hasta el mismo margen del monte Suplicio. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte.

¡Final De Año! (Al Lado De Jesús)

En este secreto solicitemos a Cristo, rey del universo y redentor nuestro, que por la intercesión de la Santísima Virgen de Guadalupe, reavive la Fe de los pueblos europeos, para que en Europa y en el mundo entero se alargue el reino de Dios, reino de justicia, de amor y de paz. En este misterio pidamos que María de Guadalupe nos alcance de su Hijo la gracia de ser solidarios con nuestros hermanos indígenas que, marginados en las sierras o en las ciudades, luchan todavía hoy por la vida, por la tierra, por su dignidad y por la justicia. En el segundo misterio doloroso contemplamos la flagelación de Jesús. Solicitemos al Señor por el pueblo africano, que el día de hoy asimismo sufre “suda sangre”, víctima de los enfrentamientos raciales, de la pobreza y del apetito institucionalizado, a fin de que sepa hacer de su sufrimiento una oblación satisfactorio al Señor. Hoy nos toca a nosotros aproximamos a Jesús que ora y suda sangre en el huerto; nos toca a nosotros prolongar la oración de Jesús, y agarrar las gotas de su sangre ofreciéndolas a Dios-Padre por el continente africano. Y nuestra oración y ofrenda tendrán más eficacia si sabremos unir nuestros sacrificios, nuestras penas y sufrimientos al sudor de sangre de Jesús para la evangelización de África.

Además de esto, he desarrollado con bastante cariño su maquetación, deseaba algo especial. Algo digno de un libro que hablara de los misterios de la fe. Helo aquí cubierto por un sucio y desgastado vestido de púrpura, esperando mansamente mientras, atroces, trenzan una corona de espinas para humillar su gloriosa cabeza. Dios nuestro, dirigid y guiad todos nuestros pensamientos, palabras, aprecios, obras y deseos a mayor honra y gloria vuestra. Solicitemos a Dios que los pueblos de Asia, que mueren día a día por la injusticia, la miseria, la crueldad y la discriminación, se abran a la felicidad de la salvación que aflora de la cruz donde está clavado el Hijo de Dios, único y verdadero redentor de la humanidad. Todos sabían que a Jesús le gustaba ir a rezar a un pequeño huerto que había al lado de un pequeño torrente llamado del Cedrón.

Initium Sancti Rosarii

Con él, el pueblo cristiano aprende de María a contemplar la hermosura del rostro de Cristo y a presenciar la hondura de su amor. Mediante el Rosario, el fiel obtiene abundantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la Madre del Redentor. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la Comunión de los Beatos, en el perdón de los errores, en la resurrección de la carne, y en la vida eterna. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a Ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas, ea ya que Señora y letrada nuestra, regresa a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de éste destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. / Ruega por nosotros Santa Madre de Dios para que seamos dignos de lograr las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. En el tercer misterio lamentable contemplamos a Jesús tratado como rey de burlas y humillado con una corona de espinas y una caña por cetro.

misterios martes

En el cuarto secreto lamentable contemplamos a Jesús condenado a muerte por Pilato y su viaje al Suplicio llevando en sus hombros el madero de la cruz. En el primer misterio doloroso contemplamos a Jesús que ora y suda sangre en el huerto de los Olivos. El almacenamiento o acceso técnico que es empleado de forma exclusiva con fines estadísticos. Ahora pasamos a enumerar los cinco secretos dolorosos, acompañados de la meditación pertinente. Con los misterios dolorosos del Santurrón Rosario entramos de lleno en el misterio de la Pasión de Cristo. En ella vemos hasta qué punto llega el amor radical de Dios por cada uno de nosotros.

En ese instante Jesús sabe que entre los suyos le va a traicionar, y siente un sufrimiento tan hondo que llama a su padre de manera cariñosa Abbá, en busca de auxilio y consuelo. Los Secretos del mal son esos que nos llevan a revivir la muerte de Jesús poniéndonos a su lado en la cruz, al lado de María la Virgen. Haciéndonos partícipes del dolor y padecimiento de ambos, y ser capaces de entender el inmenso amor de Dios hacia los hombres. En estos secretos observamos lo que es cumplir la intención de Dios hasta las últimas secuelas. Observamos a un Jesús roto, deteriorado física y psicológicamente, cubierto de odio y de traición, mantenerse leal al Padre.

Oh, Dios, cuyo Hijo Unigénito, con su historia, muerte y resurrección, nos ha merecido el premio de la salvación eterna; danos a los que meditamos estos secretos en el Muy santo Rosario de la bienaventurada Virgen María, imitar lo que contienen y alcanzar lo que prometen. Te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida, tiernicidad y promesa nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. En el quinto secreto lamentable contemplamos la crucifixión y muerte de Jesús.

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen purísima en el parto, en tus manos ponemos nuestra esperanza a fin de que la alientes, llena eres de felicidad… En este secreto pidamos a la Dios que nos asista a convertimos en “cireneos” de los misioneros, en especial de los que trabajan en Oceanía, sosteniéndoles con nuestra oración y con nuestros sacrificios.

Nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.℟. Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santurrón, Virgen muy pura tras el parto, en tus manos ponemos nuestra caridad para que la inflames en el fuego de tu amor, llena eres de gracia… Dios te salve María Muy santa, Hija de Dios Padre, Virgen muy pura antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de felicidad… »Entonces Pilato se lo entregó a fin de que lo crucificaran, y ellos se lo llevaron.

Cuarto Secreto:jesús Con La Cruz A Cuestas Camino Del Calvario

Ahora enumeramos los cinco misterios lacerantes del Rosario. Junto a cada uno de ellos encontrarás el pasaje evangélico correspondiente, y una obra de arte a través del que contemplarlo. Los misterios dolorosos se rezan los martes y los viernes. No se trata solo de haber unido todos los libros en uno solo.

Y, si el lector juzgara este trabajo digno, le rogamos una oración por nuestra alma. Concede, Señor y Dios Nuestro, a tus siervos, disfrutar de perpetua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre y en todo momento Virgen María, líbranos de las tristezas presentes y llévanos a gozar de las eternas alegrías. Ofrecido en sacrificio porque él mismo lo quiso; y él mismo cargó con nuestros pecados. La planta de los pies hasta la cabeza no hay en él nada sano. Amigos de Jesús es un programa de catequesis para la preparación del sendero de fe que los pequeños tienen que recorrer para recibir la Primera Comunión….

El Rosario de la Virgen María, difundido gradualmente en el segundo Milenio bajo el soplo del Espíritu de Dios, es una oración apreciada por varios Santurrones y fomentada por el Magisterio de la Iglesia. En su facilidad y profundidad, todavía es una oración de gran significado, destinada a producir frutos de santidad. El Rosario, de hecho, aunque se distingue por su carácter mariano, es una oración centrada en la cristología. En la sobriedad de sus partes, concentra en sí la profundidad de todo el mensaje evangélico, del cual es como un compendio. En él resuena la oración de María, su perenne Magnificat por la obra de la Encarnación salvadora en su seno virginal.

El almacenaje o acceso técnico que se utiliza exclusivamente con objetivos estadísticos anónimos. Sin un requerimiento, el cumplimiento voluntario por la parte de tu Distribuidor de servicios de Internet, o los registros adicionales de un tercero, la información guardada o recuperada sólo para este propósito no se puede usar para identificarte. El almacenaje o ingreso técnico es necesario para crear perfiles de usuario para enviar propaganda, o para rastrear al usuario en una página o en varias web con fines de marketing similares. El almacenamiento o ingreso técnico es necesario para la finalidad lícita de almacenar preferencias no pedidas por el abonado o usuario. Los misterios dolorosos son asimismo populares como misterios de dolor.