Misterios Dolorosos Del Santo Rosario

Helo aquí cubierto por un sucio y desgastado vestido de púrpura, aguardando mansamente mientras que, crueles, trenzan una corona de espinas para humillar su gloriosa cabeza. Santa María, Madre de Dios, suplica por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. »Entonces Pilato se lo entregó para que lo crucificaran, y ellos se lo llevaron. Jesús, cargando sobre sí la cruz, salió de la ciudad para dirigirse al sitio llamado «del Cráneo», en hebreo, «Gólgota»».

Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.℟. Nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu intención, así en la tierra como en el cielo.℟. El Beato Rosario Por la señal de la Santa Cruz… V. Señor, abre mis labios. Y mi boca anunciará tu alabanza.

Además de esto, he desarrollado con bastante cariño su maquetación, deseaba algo especial. Algo digno de un libro que hablara de los misterios de la fe. Golpes, insultos, salivazos, mofas… y, al final, la cruz. Esa cruz de la que estuvo colgada la Salvación de todo el mundo. Esa cruz que es una escuela de amor. En estos misterios observamos lo que es cumplir la voluntad de Dios hasta las últimas consecuencias.

Orar Los Secretos Del Rosario

Solicitemos al Señor por el pueblo africano, que hoy asimismo padece “suda sangre”, víctima de los enfrentamientos raciales, de la pobreza y del hambre institucionalizado, a fin de que sepa llevar a cabo de su sufrimiento una oblación interesante al Señor. El día de hoy nos toca a nosotros acercamos a Jesús que ora y suda sangre en el huerto; nos toca a nosotros alargar la oración de Jesús, y recoger las gotas de su sangre ofreciéndolas a Dios-Padre por el continente africano. Y nuestra oración y ofrenda tendrán más efectividad si sabremos juntar nuestros sacrificios, nuestras penas y sufrimientos al sudor de sangre de Jesús para la evangelización de África. Otorga, Señor y Dios Nuestro, a tus siervos, disfrutar de perpetua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, líbranos de las tristezas presentes y llévanos a gozar de las eternas alegrías. Por Nuestro Señor Jesucristo. Sudando y suspirando, desmayado por toda la sangre que derramó de la roja fuente de la vida, carga la pesadísima Cruz hasta exactamente el mismo margen del monte Martirio.

misterios dolorosos del santo rosario

A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a Ti suspiramos gimiendo y llorando en éste valle de lágrimas, ea ya que Señora y letrada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. / Suplica por nosotros Santa Madre de Dios a fin de que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. En el tercer misterio lamentable contemplamos a Jesús tratado como rey de mofas y humillado con una corona de espinas y una caña por cetro. El almacenaje o ingreso técnico es requisito para crear concretes de usuario para enviar publicidad, o para rastrear al usuario en una web o en varias web con objetivos de marketing afines.

Misionando Con Amor Y Servicio Novena A La Santa Faz

Vemos a un Jesús roto, maltratado física y psicológicamente, rodeado de odio y de traición, mantenerse leal al Padre. Su oración en el Huerto es una clase magistral de cómo debemos soliciar cosas a Dios, siempre y en todo momento terminando con un “pero que se cumpla tu intención, no la mía”. Pidamos a Dios que los pueblos de Asia, que mueren día a día por la injusticia, la miseria, la crueldad y la discriminación, se abran a la felicidad de la salvación que brota de la cruz donde está clavado el Hijo de Dios, único y verdadero redentor de la raza humana. En este misterio solicitemos a la Dios que nos asista a convertimos en “cireneos” de los misioneros, especialmente de los que trabajan en Oceanía, sosteniéndoles con nuestra oración y con nuestros sacrificios.

Apresúrate, Señor, a socorrerme. HIMNO A SAN CONRADO Adelante será nuestro grito. Nuestra enseña va a ser la virtud.

En la sobriedad de sus partes, nucléa en sí la profundidad de todo el mensaje evangélico, del que es como un compendio. En él resuena la oración de María, su perenne Magnificat por la obra de la Encarnación salvadora en su seno virginal. Con él, el pueblo católico aprende de María a contemplar la hermosura del rostro de Cristo y a presenciar la hondura de su amor. Mediante el Rosario, el fiel obtiene rebosantes gracias, como recibiéndolas de las mismas manos de la Madre del Redentor.

misterios dolorosos del santo rosario

Te salve, Reina y Madre de Misericordia, vida, dulzura y promesa nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora letrada nuestra, regresa a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y tras este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.

Lecturas 13 Febrero 2011 Curso Formación En Línea

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor. La señal de la Cruz, de nuestros contrincantes líbranos, Dios nuestro.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten misericordia de nosotros. Además, si quieres rezar el rosario mientras que contemplas los misterios, o simplemente no deseas rezarlo solo, te acompañamos con nuestra voz en el Rosario en audio. V. Corazón divino de Jesús, R. Convierte a los pecadores, salva a los moribundos, libra a las almas santas del purgatorio. Dios te salve María Muy santa, Madre de Dios Hijo, Virgen muy pura en el parto, en tus manos ponemos nuestra esperanza a fin de que la alientes, llena eres de felicidad… En el segundo misterio lamentable contemplamos la flagelación de Jesús.

Dios nuestro, dirigid y guiad todos nuestros pensamientos, expresiones, cariños, obras y deseos a mayor honra y gloria vuestra. La señal de la Santa Cruz, de nuestros contrincantes líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.℟. Ahora enumeramos los cinco misterios lacerantes del Rosario.

Junto a cada uno de ellos encontrarás el pasaje evangélico pertinente, y una obra de arte a través del que contemplarlo. 1 DOMINGO IV DEL TIEMPO ORDIONARIO-A 29 de enero de 2017 MONICIÓN DE ENTRADA Nos reunimos, un domingo mucho más para escuchar la Palabra de Dios, participar en la Eucaristía y sentirnos hijos de Dios y hermanos. LAS ORACIONES A MARÍA, MADRE DE LA MISERICORDIA Fiestas del Carmen Julio, 2016 Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de Lleida Ave Maria Dios te salve, María, llena eres de felicidad, el Señor es contigo. Es una edición muy especial. No se habla solo de haber unido todos y cada uno de los libros en uno solo.