Misterios Del Martes

La señal de la Cruz, de nuestros contrincantes líbranos, Dios nuestro. Dios nuestro, dirigid y guiad todos nuestros pensamientos, expresiones, aprecios, proyectos y deseos a mayor honra y gloria vuestra. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte. Dios te salve María Muy santa, Esposa de Dios Espíritu Beato, Virgen muy pura después del parto, en tus manos ponemos nuestra caridad a fin de que la inflames en el fuego de tu amor, llena eres de felicidad… Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen muy pura en el parto, en tus manos ponemos nuestra promesa a fin de que la alientes, llena eres de felicidad… Dios te salve María Muy santa, Hija de Dios Padre, Virgen muy pura antes del parto, en tus manos ponemos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de felicidad…

misterios del martes

En el cuarto misterio lamentable contemplamos a Jesús culpado a muerte por Pilato y su viaje al Martirio llevando en sus hombros el madero de la cruz. En el tercer misterio lamentable contemplamos a Jesús tratado como rey de mofas y humillado con una corona de espinas y una caña por cetro. Cae en día viernes esta clase de misterios dolorosos pues es en el momento en que recordamos en Semana Santa los sucesos que aquí meditamos, como la crucifixión y muerte de nuestro Señor Jesucristo. Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos, Señor. Por exactamente el mismo Jesucristo Señor nuestro. Nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu intención, así en la tierra como en el cielo.℟.

Quinto Misterio Lamentable

R ita R ing. Un libro para colorea con pequenas meditaciones. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la Comunión de los Beatos, en el perdón de los pecados, en la resurrección de la carne, y en la vida eterna. Después de la última Cena, Jesús se dirigió al huerto de los Olivos y se puso en oración. Delante de sus ojos desfilaron los errores de toda la humanidad, desde Adán hasta el último hombre que vivirá en este mundo. Su corazón no resistió en frente de tanto horror y tanta rebeldía en oposición a Dios. Sus venas reventaron y su cuerpo se cubrió de un sudor de sangre.

SALUDO INICIAL Después de besar el altar y realizar la señal de la cruz, el sacerdote saluda a la reunión. Dejen que los pequeños vengan a mí, y no se lo impidan, por el hecho de que el reino de los cielos es de quienes son como ellos. Sudando y suspirando, desmayado por toda la sangre que derramó de la roja fuente de la vida, carga la pesadísima Cruz hasta exactamente el mismo margen del monte Martirio. Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita tú eres entre todas y cada una de las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.℟.

Primera Parte: La Profesión De Fe

La señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.℟. En el quinto misterio doloroso contemplamos la crucifixión y muerte de Jesús. En este secreto solicitemos que María de Guadalupe nos alcance de su Hijo la gracia de ser solidarios con nuestros hermanos indígenas que, marginados en las sierras o en las ciudades, luchan todavía hoy por la vida, por la tierra, por su dignidad y por la justicia.

Nuestra enseña va a ser la virtud. San Conrado, el portero bendito, que derrama torrentes de luz. Tú la cuna de nuestros amores, tú la cima de nuestra excelencia. Por la señal de la Santa Cruz, De nuestros contrincantes, Líbranos Señor, Dios nuestro. Y, si el lector juzgase este trabajo digno, le rogamos una oración por nuestra alma. Ofrecido en sacrificio por el hecho de que él mismo lo deseó; y él mismo cargó con nuestros pecados.

¡Fin De Año! (Junto A Jesús)

Te salve, Reina y Madre de Clemencia, vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. Ea pues, Señora abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. Cordero de Dios, que quitas el pecado de todo el mundo, escúchanos, Señor. Cordero de Dios, que quitas el pecado de todo el mundo, perdónanos, Señor.

misterios del martes

CATECISMO DE LA DOCTRINA CRISTIANA Primeras nociones ORACIONES PRINCIPALES Señal de la Cruz Persignarse. Por la señal + de la Santa Cruz de nuestros + contrincantes, líbranos Señor + Dios Nuesrto. 1 rguía Oraciones para la Hora de la Divina Misericordia Por la señal de la Santa Cruz, De nuestros contrincantes, Líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, Del Hijo, Y del Espíritu Santo, Amén. HIMNO A SAN CONRADO Adelante será nuestro grito.

Los secretos lacerantes son también conocidos como secretos de mal. Cordero de Dios, que quitas el pecado de todo el mundo, ten clemencia de nosotros. En el primer misterio lamentable contemplamos a Jesús que ora y suda sangre en el huerto de los Olivos.

Gobiernos, autoridades y pueblo por norma general prosiguen burlándose de Jesús, hablando mal de la religión, de los curas, de la Virgen, de los catequistas… Varios prosiguen prefiriendo mucho más a Barrabás que a Jesús. Para ellos vale mucho más el dinero, el sexo y el poder, que la enseñanza y el amor de Jesús. Confían mucho más en los hombres que en Cristo. Quisieran ver a Cristo desterrado de la política, la escuela, el trabajo, la vivienda y hasta del mismo corazón del hombre. Señor Jesús, perdónales por el hecho de que no saben lo que hacen.

SANTO ROSARIO MISTERIOS DOLOROSOS MISTERIOS DOLOROSOS MARTES Y VIERNES, Por la señal de la Santa Cruz,De nuestros enemigos, líbranos, Señor, Dios Nuestro. Las próximas son 3 frases que se suelen rezar inmediatamente antes de reposar. Incluso se tienen la posibilidad de hacer cuando ahora estamos acostados en la cama o las podemos llevar a cabo en familia antes de despedirnos. Oración Señor, otro día acaba Otro día acaba, Señor. Con la siguiente oración se pide que nuestro Señor proteja nuestra casa o habitación. Recuerda hacer esta oración en familia y siempre con fe.