Letania Del Rosario Catolico

Rezar a María nuestra madre, y pedir consuelo cuando sentimos desfallecer. El origen de las letanías del Beato Rosario se remontan a los primeros siglos de la cristiandad. Eran entendidas como súplicas, entre los sacerdotes y los fieles que se rezaban en especial a lo largo de las procesiones. Con las súplicas del Beato Rosario Católico se le dan títulos de honor a nuestra Madre María, para que en su divina providencia, interceda ante Dios Padre y Jesús en nuestro nombre. Estos títulos de honor fueron dados a la Virgen a lo largo de la historia por los Progenitores de la Iglesia, y los Santurrones.

letania del rosario catolico

12.- Se enuncia el quinto misterio y se reza un padrenuestro. diez.- Se enuncia el cuarto misterio y se reza un padrenuestro. 4.- Dependiendo del día de la semana, escogemos los misterios a meditar, según lo que se señala más abajo. Tras enunciar el primer secreto, se reza un padrenuestro.

Súplicas A La Virgen

Padre nuestro, que andas en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu intención en la tierra como en el cielo. Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros contrincantes líbranos Señor Dios Nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Beato. Cordero de Dios que has mostrado la mayor misericordia en la redención de todo el mundo en la cruz – perdónanos, Señor.

letania del rosario catolico

Por reconocerla como madre de Jesús, que intercede por nosotros frente Dios nuestro Padre en nuestras loas. Esta es la razón por la que se rezan las letanías. En un comienzo el Papa León XIII recomendó incluir las súplicas Lauretanas a lo largo del mes de Octubre, por ser éste el mes del rosario. Pero realmente, las súplicas puedes rezarlas en todo instante por ser una acto de alabanza y homenaje a la Virgen, por el hecho de que son un acto de culto en sí mismas. Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santurrón, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

El Rosario Misionero

La Coronación de espinas. El Sendero del Monte Calvario. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor. MISTERIOS GLORIOSOS (miércoles y domingo) 1. La Resurrección del Señor. La Ascensión del Señor.

Ayudado de vuestra divina felicidad, sugiero firmemente nunca mucho más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. PADRENUESTRO Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como asimismo nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. AVEMARÍA Dios te salve, María; llena eres de felicidad; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, suplica por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. V., Santa Madre de Dios.

LAS ORACIONES A MARÍA, MADRE DE LA MISERICORDIA Fiestas del Carmen Julio, 2016 Parroquia Nuestra Señora del Carmen, de Lleida Ave Maria Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. MISTERIOS DEL ROSARIO MISTERIOS GOZOSOS (lunes y sábado) 1. La Encarnación del Hijo de Dios.

Pese a ello, aquí te garantizamos las letanías actualizadas. Si quieres aprender cómo rezar el rosario paso a paso, ahora te compartiré los 7 pasos fáciles para rezar el santo rosario terminado. Sus orígenes son muy antiguos. Hay referencias a las súplicas en textos de los padres apostólicos del siglo II. Estas oraciones del rosario son muy populares y se encuentran abudantemente en textos bíblicos y en los evangelios. Las primeras letanías del beato rosario aparecen en el siglo XII.

Tenía como base al menos 50 invocaciones que a partir fueron enriqueciéndose entre los siglos XVI y XVII. Las letanías del Rosario son una serie de invocaciones a la Madre de Dios. Una letanía es una plegaria compuesta por series de invocaciones cortas que se cantan en honor a Dios, a la Virgen María y a los Santurrones. Por Cristo nuestro Señor. Puedes conseguir consuelo rezando las Letanías del Rosario, por el hecho de que no hay mayor gozo que reconocer ante nuestro Padre la necesidad que tenemos de consuelo y ayuda.

Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios, no desprecies las oraciones que te hacemos en nuestras pretensiones, antes bien, líbranos de todos y cada uno de los peligros, oh Virgen gloriosa y bendita. Suplica por nosotros, Santa Madre de Dios, a fin de que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Por nuestro Señor Jesucristo, Rey de la misericordia que contigo y con el Espíritu Santurrón nos manifiesta clemencia ahora y por los siglos. Conoce a continuación algunas de las súplicas más populares que forman parte del rezo del beato Rosario.

R. Para que seamos dignos de lograr las promesas de Cristo. El vocablo Letanía del rosario católico procede del término Heleno Lietaneia que significa ruego, súplica u oración. Las letanías del santo rosario son algunas de las oraciones más antiguas que conocemos.

Santa María, Madre de Dios, suplica por nosotros, pecadores, en este momento y en la hora de nuestra muerte. Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas y cada una de las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Dios te salve, María, Hija de Dios Padre, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Las llamadas letanías lauretanas son las letanías mucho más difundidas como forma de alabanza y de súplica a María, madre de Jesús de Nazareth. El Beato Rosario es una devoción recomendada por varios Papas y beatos. La misma Virgen solicitó que se rezase en Lourdes y Fátima.