Lecturas Del Sábado De Gloria

El Espíritu impulsa la obra evangelizadora y mantiene a los cristianos en la comunión pese a las diferencias y las divergencias internas que puedan surgir. De este modo lo muestra el relato de los Hechos con el conflicto surgido a causa de la evangelización de los paganos que estaban llevando a cabo Bernabé, Pablo y la red social de Antioquía. «El que me ama guardará mi palabra, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y vamos a hacer morada en él. El que no me ama no almacena mis palabras. Y la palabra que estáis oyendo no es mía, sino más bien del Padre que me envió.

La nube era lúgubre y transcurrió toda la noche sin que los ejércitos tengan la posibilidad de trabar contacto. Moisés extendió su mano sobre el mar, y el Señor hizo soplar a lo largo de toda la noche un fuerte viento del Este que secó el mar y se dividieron las aguas. Los israelitas entraron en medio del mar caminando enjuto, al tiempo que las aguas formaban muralla a derecha y también izquierda.

Rito Del Bautismo De Niños (0 A 7 Años)

Bendice, alma mía, al Señor, Dios mío, qué grande eres! Te vistes de belleza y majestad, la luz te envuelve como un manto. Asentaste la tierra sobre sus cimientos, y no vacilará nunca; la cubriste con el mantón del océano, y las aguas se posaron sobre las montañas.

lecturas del sábado de gloria

Di a los hijos de Israel que se pongan en marcha. Y tú, alza tu cayado, prolonga tu mano sobre el mar y divídelo, para que los hijos de Israel pasen por medio del mar, por lo seco. Yo haré que los egipcios se obstinen y entren detrás de nosotros, y me cubriré de gloria a costa del faraón y de su ejército, de sus vehículos y de sus jinetes. De esta forma sabrán los egipcios que yo soy el Señor, en el momento en que me haya cubierto de gloria a costa del faraón, de sus carros y de sus guerreros».

Mudar El Planeta

El que te logró te tomará por esposa; su nombre es Señor de los ejércitos. Tu redentor es el Santo de Israel, se llama Dios de toda la tierra. Como a mujer dejada y abatida te vuelve a llamar el Señor; como a mujer de juventud, repudiada -afirma tu Dios-. Por un instante te abandoné, pero con gran cariño te reuniré.

Abrahán levantó los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la maleza. Se aproximó, Tomó el carnero y lo ofreció en sacrificio en lugar de su hijo. Abrahán llamó aquel sitio “El Señor ve”, por lo que se dice aún el día de hoy “El monte del Señor ve”. Al comienzo creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era un caos informe; sobre la faz del Abismo, la tiniebla. Y el Aliento de Dios se cernía sobre la faz de las aguas.

Eran María la Magdalena, Juana y María, la de Santiago. También las demás, que estaban con ellas, contaban esto mismo a los apóstoles. Ellos lo tomaron por un desvarío y no las creyeron. Pedro, no obstante, se levantó y fue corriendo al sepulcro. Y se volvió a su casa, admirándose de lo sucedido. —Toma a tu hijo único, al que quieres, a Isaac, y vete al país de Moría y ofrécemelo allí en sacrificio en uno de los montes que yo te indicaré.

C. Entonces Anás lo envió atado a Caifás, sumo sacerdote. «¿No eres tú asimismo de los discípulos de ese hombre? Haz relucir tu rostro sobre tu siervo, sálvame por tu clemencia. Sed fuertes y valientes de corazón, los que aguardáis en el Señor.

Dios Lo Hizo Todo Capítulo Uno

Lo guardaréis hasta el día catorce del mes y toda la reunión de los hijos de Israel lo matará al atardecer”. Tomaréis la sangre y rociaréis las dos jambas y el lintel de la vivienda donde lo comáis. Esa noche comeréis la carne, asada a fuego, y comeréis panes sin fermentar y hierbas amargas.

Por el hecho de que, si nuestra vida está unida a Él en una muerte como la suya, lo estará también en una resurrección como la suya. Entendamos que nuestra vieja condición fué crucificada con Cristo, quedando destruida nuestra personalidad de pecadores y nosotros libres de la esclavitud al pecado; pues el que muere quedó absuelto del pecado. Como busca la cierva corrientes de agua, de esta forma mi alma te busca a ti, Santo dios. Señor, tú tienes expresiones de vida eterna.