La Letania Del Rosario

Eran entendidas como súplicas, entre los sacerdotes y los leales que se rezaban en especial durante las procesiones. Con las súplicas del Beato Rosario Católico se le otorgan títulos de honor a nuestra Madre María, a fin de que en su divina providencia, interceda frente Dios Padre y Jesús en nuestro nombre. Estos títulos de honor fueron dados a la Virgen durante la historia por los Padres de la Iglesia, y los Santurrones. En nuestra región multimedia te ofrecemos imágenes, vídeos y audios muy interesantes. Periodista que lleva a cabo su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga.

Las súplicas, llamadas lauretanas en referencia al Santuario de la Santa Casa de Loreto que las logró famosas, tienen una fuerte conexión con los instantes de la vida de la Iglesia y la humanidad. El mejor instante para rezar las letanías es al final del Rosario, tras rezarlo todos los días. Pero asimismo puedes hacerlo en el momento en que desees ofrecer merced a la Virgen por alguna circunstancia de la vida, te sientas dichoso. Cuando necesites acompañamiento o atravieses alguna contrariedad, asimismo puedes llevarlo a cabo.

Diócesismálagaportal De La Iglesia Católica De Málaga

Los peregrinos se encargaron de realizar el resto, preparando una secuencia de súplicas y rezos a nuestra Madre María, alabando sus virtudes y suplicándole por sus más importantes títulos espirituales. En todo el catolicismo, las súplicas Lauretanas se difundieron muy rápidamente como forma de oración Cristiana, y de proximidad a nuesta madre María. Lo esencial de rezar el Rosario, y estas letanías, es no sentir aburrimiento de hacerlo, pensar sobre lo que decimos. En el momento en que nos preguntamos de qué manera rezar las súplicas del rosario, es así, sintiendo la fé y el recogimiento en todos y cada instante.

la letania del rosario

En el momento en que sientas que debes hablar con Jesucristo, y sientas que las situaciones de la vida te superan. El mes de octubre es el mes del rosario y, la semana pasada, me tocó a mí dirigir el rosario de la Comunidad. Cordero de Dios que por la insondable clemencia quitas nuestros pecados – ten piedad de nosotros. Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios, no desprecies las oraciones que te hacemos en nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todos los peligros, oh Virgen gloriosa y bendita.

Cuándo Se Dicen Las Letanías Del Rosario

LETANÍAS a la SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA ,letanías beato rosario, súplicas del rosario,letaniasSeñor, ten piedadCristo, ten piedadSeñor, ten piedad.Cristo, óyeno… El vocablo Letanía del rosario católico procede del término Griego Lietaneia que significa suplico, súplica u oración. Las letanías del santo rosario son ciertas oraciones más antiguas que conocemos. Las Letanías del Rosario son ruegos o súplicas que hacemos a Dios nuestro padre mediante La Virgen María o Jesucristo, invocando a la Santísima Trinidad.

la letania del rosario

Reconociendo y enalteciendo todas las cualidades de la Virgen, estamos reconociendo el papel fundamental de la Virgen María en la vida de Jesucristo, y en la nuestra, . Por reconocerla como madre de Jesús, que intercede por nosotros frente Dios nuestro Padre en nuestras alabanzas. Originariamente conocidas como Súplicas Lauretanas, contienen títulos de honor a la Virgen María, dados por los padres de la Iglesia y ciertos santurrones, a lo largo de la historia. La palabra “letanía”, es una palabra de origen griego, que procede del vocablo “letanías”, que significa oración, súplica o rogativa.

Las letanías a los Santos tienen su origen en el siglo VII, y las que se refieren a la Virgen María empezaron a propagarse de manera progresiva en las Iglesias Católicas de la época.

la letania del rosario

Si tienes alguna duda de de qué forma rezar el rosario con súplicas, sigue leyendo, pues a continuación te lo contaremos pasito a pasito. Se trata de \’Madre de la misericordia\’, \’Madre de la esperanza\’ y \’Consuelo para los migrantes\’, según ha informado el Vaticano. Como intérprete de este sentimiento, el Sumo Pontífice FRANCISCO, acogiendo los deseos expresados, ha dispuesto que en el formulario de las súplicas de la Bienaventurada Virgen María, llamadas «Lauretanas», se inserten las invocaciones «Mater misericordiae», «Mater spei» y «Solacium migrantium». Peregrina hacia la Santa Jerusalén del cielo, para disfrutar de la inseparable comunión con Cristo, su Marido y Salvador, la Iglesia recorre los caminos de la historia encomendándose a Aquella que creyó en la palabra del Señor.

Por nuestro Señor Jesucristo, Rey de la misericordia que contigo y con el Espíritu Santo nos manifiesta clemencia ahora y por los siglos. La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos comunicó esta disposición del Papa en una carta apuntada a los presidentes de las Charlas Episcopales. En este momento, detallan, «la primera invocación se colocará después de Mater Ecclesiae, la segunda tras Mater divinae gratiae, la tercera tras Refugium peccatorum». Su Santidad ha decidido incluir tres novedosas invocaciones marianas en el Rosario. Hablamos de ‘Madre de la misericordia’, ‘Madre de la esperanza’ y ‘Consuelo para los migrantes’, según informó el Vaticano.

Por esta razón, el papa Francisco ha querido recoger esta invocación en las letanías del santurrón rosario para que Ella, con su intercesión maternal asista a los migrantes, los refugiados y sus familias en sus deseos de alcanzar una vida digna». Las súplicas del santurrón rosario católico de Loreto y en las que rendimos homenaje a nuestra Señora María. En los principios de la Iglesia Católica, se utilizaron las súplicas como forma de rezar, y singularmente en forma de súplica a nuestra Madre María.